La energía solar fotovoltaica además de ser una fuente de energía renovable que lidera el impulso hacia la transición energética está experimentando grandes avances tecnológicos fruto de su versatilidad y de la madurez de la industria.

¿QUÉ SE ESPERA DE LA FOTOVOLTAICA PARA 2024?

La energía fotovoltaica ha realizado mejoras en la fabricación de paneles solares tanto policristalinos como monocristalinos, pero además va un pasa más allá experimentando mejoras continuas gracias a la incorporación de tecnologías novedosas y disruptivas como, por ejemplo, la inteligencia artificial.

Para este nuevo año, se han ido perfilando diversas innovaciones que prometen aumentar la eficiencia y reducir los costes de la energía solar, consolidando así su posición como una fuente de energía crucial para el futuro. Algunas de ellas son las siguientes:

  1. Celdas Solares de Perovskita: este tipo de celdas siguen siendo una de las tendencias más emocionantes de la tecnología fotovoltaica. De hecho, han demostrado tener una eficiencia excepcional, superando a las células tradicionales de silicio. Es por ello por lo que en 2024 se espera que la producción a gran escala y la comercialización de estas celdas se aceleren.
  2. Tecnologías Tándem: esta tecnología permite aprovechar al máximo la luz solar incidente y mejorar significativamente la eficiencia de conversión. Según investigadores estos sistemas tándem podrían alcanzar eficiencias superiores al 30% en los próximos años.
  3. Capas Anti-Reflectantes Avanzadas: se utilizan para optimizar la absorción de la luz solar y ayudan a minimizar las pérdidas de luz al mejorar la captura de fotones, lo que se traduce en una mayor eficiencia de conversión. Para este año se espera que las mejoras en estas capas contribuyan al rendimiento general de los paneles solares.
  4. Integración de Nanotecnología: al incorporar nanoestructuras en las células solares, los investigadores buscan mejorar la captura y conducción de electrones, aumentando así la eficiencia global. ¡La nanotecnología ha llegado para revolucionar la industria solar!
  5. Almacenamiento Integrado: otro de los grandes avances es el almacenamiento de energía. Estos sistemas permiten almacenar el exceso de energía durante periodos de máxima generación y liberar cuando la demanda es alta o las condiciones climáticas no son óptimas. Este sistema permite mejorar la confiabilidad del suministro.

La tecnología fotovoltaica ha avanzado mucho a lo largo de estos años y, aunque aun quedan desafíos por superar, los desarrollos previstos para 2024 están generando un optimismo renovado en la capacidad de la energía solar para desempeñar un papel crucial en la transición energética.